jueves, 7 de octubre de 2010

"ANTECEDENTES HISTORICOS DEL PUEBLO Y DE LA CAPILLA, DESPUES PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR". -- INTRODUCCION --

                              Altar de la Parroquia Nuestra Señora del Pilar

Dedicado:


A Da. María de Ocampo y Agüero, también llamada María Cabezas, quien fue la que donó la imagen de bulto de Nuestra Señora del Pilar y las tierras donde antiguamente estaba asentada la Capilla para su culto y devoción. Y este fue el principio de la historia y los primeros pasos de la actual Iglesia y localidad del Pilar, por todo lo cual Da. María Cabezas es hoy reconocida como la iniciadora de esta mentada y pujante Ciudad y por tal motivo una de sus calles la recuerda con su nombre.

Semanario Resumen 14-08-1992

Introducción

En las Primeras Jornadas de Historia del Partido del Pilar, celebradas el sábado 8 de septiembre del año 1990, tuve la oportunidad de presentar el trabajo "Basamento Histórico de la Capilla de Nuestra Señora del Pilar y del pueblo del mismo nombre", que fuera publicado un año más tarde. En esta reseña, limitada al tiempo exigido por el reglamento del evento, pude mencionar en tres capítulos el resultado de una investigación sostenida por más de 100 referencias documentales, donde no faltaron notas adicionales.

Nuevos hallazgos permitieron ampliar esa recopilación que damos a conocer por este medio en varios capítulos bajo el título "Partido del Pilar - Antecedentes Históricos del Pueblo y de la Capilla después Parroquia de Nuestra Señora del Pilar".

La historia del Pilar nace por 1730, cuando un pequeño grupo de personas de inmensa fe católica decide construir una Capilla para adorar una imagen de bulto de Nuestra Señora del Pilar. En ese entonces ocurren determinadas situaciones protagonizadas por los pobladores del lugar, cuyas circunstancias han permanecido ignoradas hasta nuestros días.

Los hechos a los cuales nos referimos surgen de una serie de documentos que se conservaban en el archivo de la Parroquia y desaparecieron. El R. P. Silvio Braschi, párroco del Pilar desde 1920 hasta 1953, había logrado reunir y clasificar estos testimonios durante su gestión. A este sacerdote debemos las primeras noticias del pasado de la localidad, por él conocimos a María Cabezas, donante de la imagen y del predio donde se edificó la Capilla que dio esencia a un caserío, después a un pueblo y más luego a una gran ciudad.

                                              R. P. Silvio Braschi (1878-1963) 

Estos documentos son consecuencia de una serie de acontecimientos relacionados con la Capilla y su feligresía y fueron incorporados a un informe elevado el 9 de abril de 1750 al Cabildo de la Iglesia Catedral del Obispado de Buenos Aires por el mayordomo y patrón de la Capilla D. Juan Ponce de León. Otros papeles posteriores refieren a las gestiones realizadas en 1797 por los vecinos para el traslado del templo, obtención de limosnas, inventarios, etc.

En la portada de la carpeta donde aun se conservan estos testimonios se puede leer "Historia Civil y Eclesiástica del pueblo de Pilar 1580 - 1932" y adosada a su contratapa se encuentra una estampilla con la figura del sacerdote piamontés Don Juan Bosco, con la fecha de su beatificación 2 de junio de 1929.



Recordemos el primer antecedente conocido de la historia del Pilar: "En 1729, una vecina del lugar, María Cabezas, esposa de Francisco Gómez, quien poseía una imagen de la Virgen del Pilar, se propuso darle culto en una Capilla construida de ladrillos de adobe y techo de paja, cerca de la margen derecha del río Luján ...". El autor de esta descripción fue el Padre Braschi, quien se baso en los escritos que permanecían en el archivo de la Parroquia y lo divulgó en los hogares cristianos del Pilar por medio del órgano católico "Criterio", periódico de aparición quincenal que además se ocupaba de las noticias políticas, sociales y económicas del partido.




Si pasamos lectura al libro "Reseña General Histórica, Geográfica y Económica del Partido del Pilar", editado en el año 1948 por el Instituto Agrario Argentino, veremos al pie de la página 51, que los datos fueron tomados del "archivo de la iglesia"; y al comienzo de la página 82, se advierte: "Esta recopilación de documentos antiguos y de gran valor para esta población fueron donados por el arquitecto señor Mario Buschiazo al R. P. de esta localidad Silvio Braschi".


Esta aseveración confirma que a mediados del siglo pasado y mientras duro el mandato del Padre Braschi al frente del Curato estos documentos se hallaban en el archivo de la Parroquia, como lo demuestra la fotografía del anaquel donde se conservaban libros y expedientes diversos a partir del año 1730.



En la década del 70, un vecino del Pilar, Dr. Gregorio Joaquín Ferrá, publica un folleto de siete carillas bajo el auspicio de la Comisión de Investigación Histórica de la Parroquia; luego lo hará por medio de la Municipalidad. Aborda dos temas: "Síntesis Histórica del Partido del Pilar" y "Don Lorenzo López, Vecino del Pilar".

Una copia de la primera foja de un expediente eclesiástico del año 1750 aparece en un nuevo opúsculo escrito por Ferrá. No lo menciona en la reseña presentada en las Primeras Jornadas de Historia del Partido del Pilar de 1990 y en 1999, lo transcribe parcialmente en el Manual de Historia de Pilar de su autoría, justificando la procedencia de éste y otros manuscritos originales de su archivo particular, el haberlos comprados en Perú.

Ya en 1995, en un reportaje para la publicación mensual "Pilar tu revista", había expresado "haberlos adquirido a un revendedor en Lima, Perú, quien los clasificaba y vendía localmente a los interesados". Del resultado de la conversación mantenida con Ferrá, el periodista agrega: "De esta manera tan peculiar llegan a su poder, quien los ha atesorado con la esperanza de poder transferirlos algún día a un museo pilarense que cuente con personería jurídica y de ésta manera ese patrimonio cultural de incalculable valor, quede asegurado para la consulta e investigación de las generaciones venideras".

En otra entrevista, esta vez con una periodista del Diario "La Nación", el Dr. Ferrá diría sobre el origen de estos papeles antiguos: "en 1973 con un dinero heredado de su padre adquirió a un recién llegado a la ciudad la documentación que fuera rematada en Lima, sede del Virreinato del Perú". El Dr. Ferrá se fue de este mundo sin haber incluido el contenido de estos documentos en su Manual de Historia de Pilar. Tiempo antes de su partida me permitió copiarlos, como si fuera un legado de un propósito incumplido encomendado a mi persona.

Queda de ahora en más restituir ese patrimonio histórico al lugar de donde nunca debió haber salido, la Iglesia, bajo el amparo y custodia de la Virgen del Pilar, su verdadera dueña y protectora, pues esos escritos hablan de su radicación y permanencia en este suelo, al cual le dio vida e identidad.

                                                                                   Aldo Abel Beliera

   ---------------<<<<<O>>>>>---------------




                                                

                                            continúa capítulo I.-


1 comentario:

  1. Dar a conocer la gesta de nuestros mayores, engrandece nuestro presente.

    El contenido de este espacio, producto de tus investigaciones, iluminará el camino para la búsqueda de otras historias.

    Felicitaciones.

    Ing. Graciela Abad

    ResponderEliminar